domingo, 7 de julio de 2013

La denominación de origen del Pemento do Couto, esconde una curiosa leyenda

Este fin de semana tuvimos la ocasión en el Tapas & Blogs de visitar Narón, de la mano de la Cooperativa O Val y descubrir unos pimientos sabrosos y sin sorpresas, de los que os hablaremos hoy. Y muchas más cosas que dejamos para otros posts, ya que el tema da mucho de sí, como los tomates negros de Santiago.



El Pemento do Couto posee Indicación Geográfica Protegida y se cultiva en Narón, comarca de Ferrolterra (Coruña). Su principal característica es que no pica, no hay sorpresas como sucede con los de Padrón-Herbón. Posee un color verde oscuro de poco brillo, con una carne de textura fina y muy jugosa. Además de un sabor moderado y toques herbáceos.

Bueno, incluso algunos dicen que este pimiento es afrodisíaco. Os recomiendo que lo probéis y juzguéis vosotros mismos. Decir también que un estudio lo recomienda para prevenir el colesterol.
Los Pementos do Couto crecen erectos en lugar de pendulares
Cuenta la historia que una noche, los invitados de el prior Felipe Colmenero, en el Monasterio de O Couto (o de San Martiño de Xuvía), que da nombre a los pimientos, probaron los pimientos picantes y no les sentaron muy bien, allá por el siglo XVIII. Entonces, Felipe estuvo haciendo selección, hasta que logró unos pimientos que no picaban, a base de investigación y cruces y unos diez años de dedicación. Éstos fueron conservados por los vecinos, a los que debemos el poder disfrutar a día de hoy de esta delicia gastronómica. Aunque la leyenda habla de la influencia de santería.
Cocina del Siglo XVIII del Monasterio de Couto donde empezó la "leyenda" 
Durante la jornada en Narón, pasamos por las instalaciones de la Cooperativa O Val, donde el presidente, Benito Castro, nos explicó todo el proceso desde que llega la mercancía de los productores locales hasta que sale a la venta. Allí realizan la selección de los mejores pimientos y los preparan para su envasado en bolsas de 400 gramos.

Puedes encontrarlos en supermercados como Gadis y desde el 11 de julio en los Carrefour de Madrid, Castilla, y Galicia.

Podéis seguir la actividad de la cooperativa en twitter: https://twitter.com/CooperativaoVal.

Aprovecho para agradecer al Concello de Narón y a la cooperativa el trato recibido, así como felicitar a Tapas & Blogs por la iniciativa de esta jornada. Sin olvidar al historiador André Penha que nos acompañó en la jornada explicándonos un sin fin de historias curiosas de la zona y sobre el Pemento do Couto.

Os dejo con una foto de grupo, un equipo estupendo con André Penha, Begoña de Violetas en mi cocina, Marta de O Val, Jose de Galletas para Matilde, Alfonso de Cervexeando, Rubén de Ni mata ni engorda, Alfonso de Casa Pendás, Dani de Daninland, Xose de Laconada. Miguel de Colineta, Alberto de Máis Grelos, Mercedes de Amasando que es gerundio y dos compañeros de Cope y Cadena Dial.



Más fotos

6 comentarios:

  1. Precioso el contenido del Post, muy bien explicado, expuesto;conozco la zona del Couto.La leyenda es muy creible,una selección del producto para que sea mas asequible al paladar,de todas formas fantasia y realidad...¿no pueden ser la misma cosa?¿es que fantesear,soñar,no es la esencia mas clara de la realidad de uno mismo?.
    Los pimientos tiene una pinta exquisita....!ay,ay,!..¿que tendrá la gastronomía que tanto "tira de nosotros".
    Gracias ,Sabela, o el arte de la sencilla y creible explicación.
    Unha aperta moi agarimosa....ahhh , estaremos atentos a la gastronomía del Couto!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Soto, la verdad que la línea que separa la realidad de la ficción ya sabemos que a veces es muy difusa ;)

    ResponderEliminar
  3. Un reportaje precioso Sabela!
    Me ha encantado conocerte.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Ha sido un verdadero placer, espero que volvamos a coincidir más veces. ¡Ya te sigo en bloglovin! Y mucas gracias por tus palabras ;)

    ResponderEliminar
  5. Muy buena exposición, casi como si hubiera asistido la otra mitad de Galletas....
    Bicos.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias Sandra. La verdad que nos acordamos de la otra mitad mucho pero la que vino fue muy buena compañía también. Espero que nos veamos pronto.

    ResponderEliminar

 
Toggle Footer