sábado, 17 de agosto de 2013

Hay una ruta que nos gusta mucho, sencilla pero bonita y en verano resulta una alternativa a los días de playas llenas para darse un chapuzón en el río. Se trata del sendero de los Muíños da Fraga, en Moaña. 
Imagen de Ángel Crende,
Aunque hay que reconocer que cuando más magia tiene este sendero de dificultad baja, es en otoño. Se trata de un camino realizado por un obradoiro de emprego, con paseos de madera, puentecitos de cuento y zonas de descanso. Lo malo es que durante el invierno con el tiempo hay cosas que se han ido destruyendo, pero el encanto natural de la zona sigue.

Imagen de Ángel Crende

El camino se puede hacer desde Moaña mismo e ir subiendo o bien desde el medio del monte, es l que hacmeos nosotros. Primero hacemos el camino de subida por las pozas y cascadas y al regreso vamos bajando hacia  Moaña en la zona donde están los molinos.

2 comentarios:

  1. Marco inigualable para toparse con la verdadera antropogia humana_lo hecho tiempos atrás por el hombre_y el contacto con una naturaleza mágica.
    paseos que nos hacen encontrarnos con nosotros mismos ,con nuestra propia esencia al estar en nuestro verdadero hábitat.
    Mis bien merecidos piropos a Coge la Comida,por la buena,creible ,sensata presentación fotográfica y texto.
    Apertas agarimosas

    ResponderEliminar
  2. Gracias Soto, a ver cuando te vienes de ruta con nosotros ;)

    ResponderEliminar

 
Toggle Footer